Bancos

Publicado en por Administración UNESR

BANCO

 

Un banco es una empresa financiera que se encarga de captar recursos en la forma de depósitos, y prestar dinero, así como la prestación de servicios financieros. La banca, o el sistema bancario, es el conjunto de entidades o instituciones que, dentro de una economía determinada, prestan el servicio de banco. La internalización y la globalización promueven la creación de una Banca universal. Al igual que la palabra española “banco”, la palabra griega (trápeza) que se traduce como banco significa literalmente “mesa”. En un contexto financiero, como por ejemplo el trabajo de los cambistas, se refiere al mostrador para la transacción de dinero.

 

HISTORIA DE LA ACTIVIDAD BANCARIA

 

Hay registros existentes de préstamos en Babilonia durante el Siglo XVIII a. C., realizados por sacerdotes del templo a los comerciantes. Los trapezitas eran los banqueros en la antigua Grecia. Trapeza era la mesa detrás de la que estaban en las tiendas, a veces destinadas a otro tipo de actividad comercial, pero muy a menudo a las transacciones bancarias. Los bancos más importantes seguían siendo sin embargo los grandes templos, donde los sacerdotes hacían fructificar el dinero que recibían en depósito de acuerdo a los préstamos concedidos a los particulares y a las ciudades. Pythius de Lidia, en Asia Menor, a principios del Siglo V a. C., fue el primer banquero individual del cual hay registros. Muchos de los banqueros de las ciudades-estado griegas eran "metecos" o residentes extranjeros. Alrededor de 371 a. C., Pasión, un esclavo, se convirtió en el banquero más rico y más famoso de Grecia.

Hay prueba de que este tipo de operaciones posiblemente se efectuaban en tiempos de Abrahám, pues los antiguos sumerios de las llanuras de Sinar tenían “un sistema singularmente complejo de prestar y recibir préstamos, mantener dinero en depósito y proporcionar cartas de crédito.” En Babilonia, como más tarde en Grecia, la actividad bancaria se centró alrededor de los templos religiosos, cuya naturaleza sacrosanta suponía una seguridad contra los ladrones.

Los bancos en la época romana no funcionaban como los modernos. La mayoría de las actividades bancarias se llevaron a cabo por particulares y no por instituciones. Las grandes inversiones fueron financiadas por los faeneratores, mientras que quienes trabajaban profesionalmente en el negocio del dinero y el crédito eran conocidos por varios nombres, tales como argentarii (banquero), nummularii (cambista), y coactores (cobradores).

Durante el Siglo I los bancos en Persia y otros territorios en el Imperio Sasánida emitieron letras de crédito conocidas como sakks. Se sabe que comerciantes musulmanes Karimi han utilizado el sistema de cheque o sakk desde la época del califato abasí bajo Harun al-Rashid. En el Siglo IX un empresario musulmán podía efectivo de la forma primitiva de cheque elaborado en China sobre las fuentes en Bagdad , una tradición que reforzado de manera significativa en los siglos XIII y XIV, durante el Imperio Mongol. De hecho, los fragmentos encontrados en la Geniza de El Cairo indican que en el siglo XII cheques muy similares a los nuestros estaban en uso, sólo que más pequeños para ahorrar costos en el papel. Contienen una cantidad que deba pagarse, de la orden de. La fecha y el nombre del emisor son igualmente evidentes.

Ferias medievales comercio, tales como la de Hamburgo, contribuyeron al crecimiento de la banca de una manera curiosa: cambistas expedían documentos disponibles con otras ferias, a cambio de divisas. Estos documentos podían ser cobrados en otra feria en un país diferente o en una feria del futuro en el mismo lugar. Eran rescatables en una fecha futura, a menudo eran descontados por una cantidad comparable a una tasa de interés.

Comenzando alrededor de 1100, la necesidad de transferir grandes sumas de dinero para financiar las Cruzadas estimulado el resurgimiento de la banca en Europa occidental. En 1156, en Génova, se produjeron los primeros contratos de divisas conocidos. Dos hermanos tomaron prestadas 115 libras genovesas y acordaron reembolsar a los agentes del banco en Constantinopla la suma de 460 bezantes un mes después de su llegada a esa ciudad.

 

LA FORMACIÓN Y DESARROLLO DEL SISTEMA FINANCIERO VENEZOLANO

 

A pesar de la existencia en Venezuela de importantes precedentes de instituciones financieras que participaron en la vida económica de la Venezuela del siglo XIX, no será hasta el propio siglo XX cuando quede finalmente establecido un sistema financiero nacional. Puede indicarse que a partir de los años treinta la formación y conducción del sistema financiero nacional descansará en el aparato bancario y sus dos elementos protagónicos: el Estado venezolano y los capitales privados, tanto nacionales como internacionales. Es el Estado quien toma las primeras iniciativas para la consolidación con la creación del Banco Industrial de Venezuela en 1937, y sobre todo, con la creación del Banco Central de Venezuela en 1940.

La expansión económica del período posterior a la Segunda Guerra Mundial se expresa en Venezuela a través del auge del sistema bancario. Entre 1945 y 1957, se crean gran cantidad de bancos comerciales privados, contando con capital tanto nacional como extranjero. Este hecho refleja el notable incremento en circulación monetaria y las nuevas exigencias financieras, particularmente en el mercado de la construcción, promovido por las obras del gobierno dictatorial de Marcos Pérez Jiménez. Al mismo tiempo, creada en 1947, la Corporación Venezolana de Fomento, junto con el Banco Industrial de Venezuela, auspiciaría entre 1950 y 1957, la fundación de seis Bancos de Fomento Regional.

A pesar del esfuerzo por ampliar el ámbito geográfico del sistema bancario nacional mediante serios esfuerzos de descentralización, la concentración de las actividades y colocaciones bancarias se sigue manteniendo en el área metropolitana de Caracas.

La fuerte recesión económica que acompañó el advenimiento de la Democracia luego de 1958 hizo que por primera vez en décadas, los bancos comerciales en su mayoría presentaran pérdidas. La recuperación económica, comenzada luego de 1963, permitió una nueva expansión del sistema financiero venezolano, la cual, a su vez, se enmarca dentro de un proceso de concentración de las más importantes instituciones bancarias y de diversificación de los servicios ofrecidos a través de dependencias especializadas (sociedades financieras, bancos hipotecarios etc.).

 

Con los decretos presidenciales en materia económica de 1974-1975 y la segunda modificación parcial de la Ley de Bancos (1975), se establecen las bases del actual sistema financiero nacional. Pues con esas reformas todo el capital del Banco Central de Venezuela pasa a manos del Estado y se incrementan las facultades de ese instituto en cuanto a la elaboración de una política monetaria, incluyendo la acuñación de monedas, privilegio que anteriormente le correspondía al Ejecutivo Nacional.

Vale la pena mencionar que la vulnerabilidad de la economía venezolana en los ochenta, dio lugar a problemas reales desde febrero de 1983 con la devaluación del bolívar y su continuo descenso frente al dólar. En la década de los noventa, el sistema bancario venezolano vivió una profunda crisis estructural que produjo la quiebra de importantes grupos financieros. Esta crisis llevó al Estado venezolano a aumentar la fiscalización de las actividades financieras y bursátiles de la Banca privada.

Es también a finales de los años noventa que data el auge de la penetración del capital transnacional en el sistema financiero venezolano, de hecho para inicios del 2004 más de la tercera parte de los recursos propios del sistema financiero nacional, están en manos de dos grandes grupos españoles, BBV y Grupo Santander, quienes controlan el Banco Provincial y el Banco de Venezuela, que son los dos más grandes del país.

 

FUNCIONES Y OPERACIONES DE LOS BANCOS

 

Las operaciones de los bancos son aquellas transacciones que las personas emplean para un determinado bien económico puede ser a través de cuentas bancarias

LAS CUENTAS BANCARIAS

 

CUENTAS CORRIENTES

 

Estos son depósitos corrientes que pueden ser utilizados en cualquier momento a voluntad y requerimiento del titular de la cuenta. Es una forma de capacitación de depósitos que constituyen un servicio que ofrece el banco y al cual acuden y se acogen los clientes debido a la confianza, comodidad, seguridad y el control que se le da a los fondos que ponen bajo la custodia del banco. Los saldos en este tipo no ganan intereses y prácticamente el banco no cobra por este servicio.

 

DEPOSITO DE AHORROS O CUENTAS DE AHORRO.

 

Los depósitos de ahorros es aquel tipo de depósito que se consigna en las entidades financieras que tienen entre sus actividades, la captación de fondos y los mismos se mantienen en poder y a disposición de dicha entidad por períodos más largos que los depósitos de cuentas corriente.

 

DEPOSITO DE AHORRO CORRIENTE

 

Esta clase de depósito da lugar a las cuentas de ahorro, las cuales pueden abrirse por cantidades que son diferentes para los diversos bancos y que pueden ser muy pequeñas para algunos de ellos, como es el caso de la caja de ahorros. Los dueños de estas cuentas pueden depositar y retirar dinero cuando lo deseen, pero sólo ganan intereses los saldos que se mantienen por un período determinado de tiempo.

 

DEPOSITO A PLAZO FIJO

 

Son depósitos que se formalizan entre el cliente y el banco por medio de un documento o certificado; se pactan por un monto y plazo determinado y de los mismos no pueden hacerse retiros ni incrementarse ante del vencimiento del plazo pactado.

 

OPERACIONES PASIVAS

 

Son aquellos fondos depositados directamente por la clientela, de los cuales el banco puede disponer para la realización de sus operaciones de activo. Están registrado en el lado derecho del balance de situación; siendo el caso inverso de las cuentas de activo, ya que los saldos de estas cuentas, aumentan con transacciones de Crédito y disminuyen con las de Debito. La captación de pasivos, es de gran importancia para todo banco, ya que supone las actividades que realiza una institución bancaria para allegarse dinero, esencialmente del público en general. Para que un banco pueda desarrollarse, es necesario que adquiera depósito, pues sin esto imposible crear una reserva suficiente que le ayude a colocar estos fondos en préstamos e inversiones que le generen dividendos, y que le permitan hacer frente a las demandas de retiro de dinero en efectivo, solicitado por sus clientes.

 

CUENTAS DE DEPOSITOS

 

Dinero depositados por clientes que dependiendo de sus características pueden ser " a la vista o" a término" " a interés o no" " acompañadas o no de facilidades crediticias".

 

DEPOSITO A PLAZO

“Todos aquellos que no sean pagaderos a la vista Se dividen en dos categorías: Depósitos de ahorro y depósito a plazo fijo".

La categoría "Depósito a plazo fijo", se subdivide en:

   1. Depósito de Ahorro: Cuentas pequeñas pero estables, que generalmente producen interés, donde los clientes realizan depósitos en previsión de sus gastos futuros y necesidades, no teniendo vencimiento establecido, como una cuenta a plazo fijo.

   2. Depósito a plazo fijo: Cuenta de inversión colocada por clientes en una institución bancaria

   3. Depósito Extranjero: " Todos aquellos que no sean Depósitos Locales.

 

 

 

Clases de banco

 

  • Según el origen del capital:

Bancos públicos: El capital es aportado por el estado.

Bancos privados: El capital es aportado por accionistas particulares.

Bancos mixtos: Su capital se forma con aportes privados y públicos.

 

  • Según el tipo de operación:

 

Bancos corrientes: Son los mayoristas comunes con que opera el público en general. Sus operaciones habituales incluyen depósitos en cuenta, caja de ahorro, préstamos, cobros, pagos y cobros por cuentas de terceros, custodia de artículos y valores, alquileres de cajas de seguridad, financieras, etc.

Bancos especializados:Tienen una finalidad crediticia específica.

Bancos de emisión:Actualmente se preservan como bancos oficiales, estos bancos son los que emiten dinero.

Bancos Centrales: Son las casas bancarias de categoría superior que autorizan el funcionamiento de entidades crediticias, las supervisan y controlan.

Bancos de segundo piso: son aquéllos que canalizan recursos financieros al mercado, a través de otras instituciones financieras que actúan como intermediarios. Se utilizan fundamentalmente para canalizar recursos hacia sectores productivos.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post

Félix Molina 12/13/2011 06:03

Tiene un problema este blog, no se puede ver a los autores, es decir el perfil de ellos para evaluar.